• Facebook icono social
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2020 por superopera.com

  • Cochuchi

Hoy dos cosas

1- El valor del arte musical.

2- La mafia de las agencias.



. 82.5 MILLONES DE DÓLARES. VINCENT VAN GOGH "RETRATO DEL DR. GACHET", 1890, VENDIDO EN 1990


1- El valor del arte musical. Cuando llamamos "música" a lo que suena es porque empleamos este término a algo que tiene ritmo, compás y armonía. Todo puede tener su valor, pero cuando se significa el Arte por encima de la música, es decir, la música como herramienta llevada al plano artístico cultural (ya que "artístico" también puede ser referido a cualquier numerito en una escena y por tanto hace falta añadir lo de "cultural" pues ya da otra categoría más, como lo que se antiguamente se denominaba "maestría", término este aplicado aquí a los músicos de clásica y a los toreros), entonces ya entramos en valoraciones muy superiores. ¿Porqué? El ejemplo más claro lo encontramos en la pintura. En las grandes subastas los cuadros de ciertos pintores tienen un precio elevadísimo. ¿Qué se supone que tienen esos cuadros para que valgan tanto? ARTE con mayúsculas.


En la música pasa lo mismo, o si me permiten, muchisisisismo más aún. Lo que a un pintor de semejante talla de la que comentaba le puede suponer pintar un cuadro (donde por cierto existe mucha especulación) no es igual que a lo que un gran compositor le supone componer una obra musical, o sí, depende de algunos casos, pero ni mucho menos lo que le puede costar a un intérprete realizar la versión del siglo.


La versión del siglo puede significar muchos años, muchísimas horas, mucho sacrificio, unas condiciones físicas altas (específicas), un gran riesgo, una mentalización como en las Olimpiadas a un atleta, un talento increíble y desarrollado, un sin fin de milagros, unos estudios y tecnología impresionante.


El valor del arte musical por tanto requiere de que alguien con la capacidad necesaria le dé el valor. No todo el mundo puede darle el valor, porque no todo el mundo tiene capacidad, ni preparación, ni talento o dotes. Y todas esas cualidades son absolutamente necesarias y en grado elevado para poder ejercer el cargo de perito tasador del gran Arte musical. Inclusive los titulados y profesionales tampoco suelen llegar a ese nivel requerido, pues para valorar el gran Arte también se tienen que vivir dentro de ese mundo.


Vemos programas de televisión donde muchos se precian de poseer la verdad sobre el verdadero arte, pero no se lo creen ni ellos. Sinceramente, solo unos pocos privilegiados en este mundo pueden llegar a ello. Poquísimos.


¿Qué valor puede tener una obra de Arte musical de primer orden? Incalculable. Puede superar fácilmente a cualquier cuadro del pintor más cotizado de la historia. Por lo dicho anteriormente y porque muchos filósofos, pensadores, eruditos, han apuntado por escrito que la Música es el Arte más grande que existe en la tierra, refiriéndose siempre a la música de unos pocos Genios.


2- La mafia de las agencias. ¿Que nos encontramos hoy día, y desde hace muchos años atrás? Pues que este campo tan difícil de medir y de conocer, que realmente nadie conoce, ha sido un nicho para albergar a verdaderos mafiosos manipuladores, peores caciques que los tiranos que el mundo ha conocido, ya que se han creado un circuito de connivencia y negocio que tiene que ser manejado/explotado por ellos y nada más que ellos. De esta forma el concepto de Arte se desvanece y pasa a ser otra cosa muy diferente, simplemente un negocio. Se ha invertido en marcas, nombres, publicidad, intereses ocultos, etc., que no viene a cuento que nadie más entre en el circuito si no es con cuenta gotas y respaldado por determinadas políticas, en detrimento de la personalidad de los artistas.






2 vistas